Cómo saber si la alimentación intuitiva es para ti


El término Alimentación Intuitiva fue creado desde 1995 por las dietistas registradas Evelyn Tribole y Elyse Resch cuando publicaron su libro del mismo nombre. A pesar de que ya tiene mucho tiempo este concepto y sobre todo este estilo de vida, en los países latinos es muy poco conocido. De hecho creo yo que a penas está despegando realmente la adopción de un estilo de vida más natural y sin restricciones en los países del norte como Estados Unidaos y Canadá. Todavía se sigue conservando la mentalidad de dieta, y el tratar de bajar de peso a todo costa, sin importar las consecuencias en la salud y en nuestro propio organismo. 

Cómo saber si la alimentación intuitiva es para ti

Todos comemos intuitivamente por naturaleza

Nuestro cuerpo por naturaleza tiene la habilidad de decirnos qué es lo que necesita, la cantidad de comida y lo qué requiere en cuestión de nutrición. Cuando sientes hambre, cuando estás satisfecha y con las cosas que se te antojan es la forma en la que tu cuerpo se comunica.

Sin embargo, cuando somos niños nos enseñan a no confiar en esas señales naturales, en comer todo lo que está en el plato sin importar si ya estás satisfecha o no. La tendencia es que no escuchar a los niños, recuerdo que cuando mis hijas eran bebés, hubo varias personas que nos hacía la recomendación de que no les dieramos papillas de frutas porque si no después no iban a comer verduras. Y lo peor de todo es que muchas recomendaciones de este tipo vienen de doctores. Entonces desde ahí nosotras siendo niñas y nuestros propios hijos aprenden a no escuchar a su cuerpo, a no confiar en él. 

Si tu tuviste padres que respetaron tus señales y te hicieron consciente de ellas, felicidades, la verdad es que esa es la base para tener una buena relación con la comida. Pero para la mayoría de nosotras esa educación forma en gran parte la relación que tenemos con nuestro cuerpo. Y si a esto le añadimos el pasar tanto tiempo haciendo dietas, lo más seguro es que para hoy no tengamos ni idea, si lo que tenemos es hambre, y si la tenemos la cuestionamos o la tratamos de ocultar. No sabemos diferenciar entre hambre física y hambre emocional. No estamos cosnciente de cuando ya estamos satisfechas,  no sabemos cuando parar de comer.

Mucho de esto es por la desconexión que tenemos con nosotraas mismas, pero también el efecto de las dietas en nuestro organismo. Es normal que después de guiar nuestros hábitos alimenticios por reglas y restricciones no confiemos en lo que dice nuestro propio cuerpo. Pero si realmente lo que quieres es liberarte de esta situación, olvidarte de pasar tanto tiempo pensando en qué vas comer, lo que no puedes comer, en tratar de definirte por un numero en la báscula entonces lo que necesitas es un enfoque que te ayude a volver a tu cuerpo, que te ayude a confiar en ti misma. 

¿Cómo puedes saber si estàs desconectada con tu con las señales naturales de tu cuerpo?

Analiza las siguientes oraciones y si contestas a la mayoría que sí, entonces lo más probable es que tengas que trabajar en reconectarte con tu cuerpo y tus propias señales de hambre y saciedad. 

  • Te restringes en cantidad de alimentos a comer diariamente, sin importar tu actividad física, tus cambios hormonales o la falta de sueño. 
  • Has eliminado muchos alimentos de tu dieta regular o grupos de alimentos (por ejemplo los carbohidratos). 
  • Te sientes culpable o avergonzada cuando comes ciertos alimentos
  • Tiendes a pensar en si la comida es buena o mala
  • Cuentas calorías, macros, puntos o gramos de carbohidratos 
  • Te pesas todos los días 
  • Utilizas el ejercicio para comer de más o para castigarte si comiste de más 
  • Sufres de atracones después de pasar un periodo de abstinencia de ciertos alimentos.

Esto son solo algunos indicadores que te hacen ser más consciente en todas las reglas que tienes alrededor de la comida, del ejercicio y de tus hábitos en general. 

Cómo saber si la alimentación intuitiva es para ti

La realidad es que la alimentación intuitiva es para todo el mundo, si tomas en consideración que todos, absolutamente todos somos comedores inuitivos por naturaleza, entonces por consiguiente la alimentación intuitiva es una buena opción para volverte a reconectar con tu cuerpo, volver a escucharlo, y a sentirte bien en tu propia piel. 

Algo muy importante que quiero aclarar, es que la alimentación intuitiva no es una dieta, no se trata de otro programa más para bajar de peso. De hecho lo más probable, es que al inicio de tu viaje por la alimentación intuitiva subas un poco de peso, y es totalmente normal, pues tu cuerpo necesita un tiempo para recuperarse de todas las dietas y restricciones que ha venido viviendo. Por otro lado, llegará el momento en donde podrás bajar de peso o quedarte en el mismo peso de acuerdo a lo que necesite tu cuerpo. 

La alimentación intuitiva te ayuda a confiar en tu cuerpo y saber que tú puedes elegir las mejores opciones para tu cuerpo y para nutrirlo adecuadamente sin juicios, limitaciones o reglas. Una vez que has eliminado la mentalidad de dieta y te sientes más segura en que puedes comer lo que quieras, entonces naturalmente podrás escuchar a tu cuerpo y atender apropiadamente sus necesidades emocionales y de hambre. 

La alimentación intuitiva es un proceso que te ayuda a terminar esta guerra continua con tu cuerpo, en aceptar que todos los cuerpo son diferentes y no nos debemos de apegar a la norma social de ser esqueleticas y usar talla 0. Es quitarte ese estigma de que eres mala por que no puedes pesar tanto, o no puedes continuar una dieta o porque se te antojan los pasteles. 

Después de esta definición no creo que haya un caso en el que la alimentación no pueda funcionar, de hecho lo único que yo recomendaría es que si sufres de algún trastorno alimenticio entonces visites un profesional (como un terapeuta) que te ayude a manejar esta situación y que además utilice la alimentación intuitiva como principio, en lugar de mantener la mentalidad de dieta. 

¿Cómo la Alimentación Intuitiva te puede ayudar?

Beneficios de la alimentación intuitiva

A través de este proceso de volverte a conectar contigo misma, no solo te sentirás mejor en tu cuerpo, sino que estás haciendo algo por tu salud en general. Lograrás un equilbrio emocional, mental y físico. 

Date cuenta que lo que haces con tu cuerpo, tus hábitos alimenticios y de salud son un reflejo de lo que piensas y sientes en todo momento. Por eso es que si buscas bajar de peso no solo se trata de una cuestión de lo que comes y tu fuerza de voluntad. Es algo mucho más profundo y es algo que alimentación intuitiva te ayuda a reconocer y reparar en tu interior. 

No se trata de solo limitarte a comer todo lo que se te antoje, sino que hagas un verdadero esfuerzo por desarrollar un conciencia en cómo te sientes, en lo que estás pensando, en verte con ojos de amor y compasión, y atenderte tanto a nivel fisico como a nivel emocional. Gran parte de nuestras elecciones de comida se debe a que queremos saciar una necesidad emocional, si eres consciente del cómo te sientes y lo que necesitas entonces no tendrás que recurrir a la comida para sentirte mejor. 

En general la alimentación intuitiva te ayudará a: 

  • Sentirte más confiada y segura de que puedes elegir lo mejor para ti y para tu salud
  • Dejar de obsesionarte por lo que comes y lo que no comes. 
  • Sentirte más tranquila con la comida sin límites, prohibiciones o pensando que no puedes dejar de comer ciertos alimentos 
  • Conectarte con tu cuerpo y escuchar tus señales de hambre y saciedad
  • Comer todo lo que deseas sin miedos o culpas 
  • Cuidar de ti misma y atender tus emociones sin necesidad de la comida 
  • Sentirte más feliz y disfrutar más la comida 
  • Sentirte más activa y ejercitarte porque quieres mover tu cuerpo no porque lo quieras cambiar 
  • Olvidarte de las culpas, el sentimiento de limitación y la vergüenza cuando comes. 

Como puedes ver la alimentación intuitiva puede ayudarte a ti a sentirte mejor, a volver a vivir tu vida sin restricciones y sin otros sentimientos negativos. Yo como coach de vida creo que la mejor opción para sentirte bien con tu cuerpo, es el enfoque de la alimentación intuitiva, y esto se debe a que como te lo mencioné anteriormente no se trata de controlar la comida, sino de que una forma realmente integral de cuidar de ti misma. 

Reflexiona un poco, y pregúntate si no quieres intentar regresar a la naturaleza de tu cuerpo e intentar la alimentación intuitiva como un estilo de vida, entonces ¿cuál sería la alternativa? 

¿Estás dispuesta a seguir intentando dietas tras dietas, o limitándote a comer únicamente los alimentos permitidos en tu plan de dieta, o a seguirte limitando y sientiéndote mal cuando sales a comer o a cenar con las amigas? ¿Quieres continuar perdiendote de vivir una vida equilibrada, difrutando tu comida, amando tu cuerpo sin obsesionarte en lo que quieres cambiar? 

Decide ya a sentirte bien por dentro y por fuera. Comienza tu camino a la reconexión con tu cuerpo y a cambiar de ideas con respecto a la comida. 

Puedes comenzar leyendo el libro La Dieta Intuitiva de Evelyn Tribole y Elyse Resch

Suscríbete al taller gratuito El Arte de Vivir Intuitivamente

Descubre:

- Por qué las dietas no funcionan y qué hacer para liberarte de ellas.

- Cómo lograr tener un equilibrio físico, emocional y mental.

- Elimina el comer emocional y comienza a cuidar de ti y de tu cuerpo

Al inscribirte quedarás suscrita a mi circular de noticias.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This