Qué es la alimentación consciente
5 tips para empezar

La alimentación consciente es algo que te puede ayudar a abandonar la mentalidad de dieta y a alcanzar tu peso ideal sin restricciones, sin torturas y además haciendo de esto un cambio verdadero y perdurable.

¿Te ha pasado que continuamente intentas dietas y no llegas a tu peso ideal o a lo mejor llegas pero después de un rato lo vuelves a ganar? Si esto es verdad, entonces a lo mejor has desarrollado una mala relación con la comida, y además tienes una mala relación con tu cuerpo, no porque lo odies sino porque el hecho de hacer tantas dietas de va mermando la autoestima y te hace pensar que hay algo mal en ti, pues no puedes lograr tu objetivo.

Si te pones a reflexionar, hay muchísimas dietas en el mercado, y continuamente salen más y más formas de alimentarse o de bajar esos kilitos de más. Pero lo cierto es que, la obesidad tiende a la alta sobre todo en países como Estados Unidos y México (los dos países que se discuten el primer lugar en obesidad en países de la OECD). Entonces, en lugar de pensar que hay algo mal en ti o en tu cuerpo, deberíamos de pensar que tal vez la estrategia para bajar de peso no es la adecuada y no nos está llevando a lograr perder esos kilos y mantenernos en el peso que deseamos.

Es aquí en donde entra la alimentación consciente, pues es una estrategia de llegar a tu peso ideal pero de forma más consciente (como su nombre lo dice) y al mismo tiempo te ayudará a mejorar la relación con la comida y contigo misma.

Qué es la alimentación consciente

Piensa un poco en lo que has comido recientemente, ¿recuerdas qué comiste? ¿si lo hiciste disfrutando cada bocado y la comida en sí misma? Lo cierto es que muy pocas veces nos detenemos a disfrutar realmente lo que comemos, a disfrutar la experiencia y el placer de hacerlo. A pesar de que toda nuestra vida circula alrededor de la comida, prestamos muy poca atención a ella en el momento en el que la estamos comiendo.

El comer conscientemente significa que prestas toda tu atención a lo que estás comiendo, a cómo se siente el alimento y además estás conectado contigo mismo y sabes en qué momento parar de comer pues sabes que estás satisfecho.

Cuando estamos conscientes de lo que estamos haciendo, en este caso cuando estamos comiendo, nuestros hábitos alimenticios suelen ser más apropiados, es decir comes alimentos más saludables, comes lo suficiente. Encuentras que te satisfaces más rápidamente, pues realmente estás participando en tu comida con todos los sentidos, lo que hace la conexión en tu cuerpo y tu mente mucho más evidente y puedes reconocer tus señales de saciedad más fácilmente.

Síntomas de que comes inconscientemente

Los síntomas del comer inconscientemente se presentan a nivel físico, intelectual y emocional. A nivel físico significa que tienes sobrepeso, aunque esto también se ve reflejado en las acciones que tienes alrededor de la comida. Es decir, tienes acciones que te hacen comer impulsivamente, como un hábito de comer frente a la televisión o buscar y comprar comida específica (frituras, comida chatarra, dulces y golosinas) cada vez que vas al supermercado.

Los síntomas mentales se traducen en tu plática interior en donde te justificas y racionalizas tus elecciones de comida y las porciones que ingieres. Esa plática interior por un lado te martiriza porque comes mucho o porque no puedes lograr tu peso objetivo pero por otro lado te mantienes justificando tus hábitos y la forma en la que comes. Además de esto, justificas el hecho de que siempre tienes que comer palomitas y nachos cuando vas al cine porque sino no te sabe la película y otros hábitos parecidos, de los cuales ya no te das cuenta.

El lado emocional es un poco más profundo, pues también puede existir la tendencia de comer emocionalmente. Es decir, tratas de satisfacer una necesidad emocional, ya sea aburrimiento, soledad, tristeza, estrés, ansiedad y un sin fin de emociones. Nos acostumbramos a manejar nuestras emociones con comida y tratar de llenar ese vacío o cambiar la emoción. De alguna forma pensamos que la comida equivale a la felicidad, o a la tranquilidad y el confort.

Todo esto puede deberse a cosas que aprendimos desde chicos, es más yo creo que culturalmente también tendemos a circular alrededor de la comida. Y aunque no tiene nada de malo juntarse con los amigos a comer, también existe el hecho de que ahora toda la publicidad y todas nuestra actividades van acompañadas de comida. Además, existen casos en donde los papás premian o recompensan a sus hijos con comida, y eso hace que desde pequeños se tenga una relación con la comida de búsqueda de alivio y consuelo.

Cómo iniciar la alimentación consciente

La alimentación consciente simplemente es una forma de disfrutar lo que haces y estar más atento a lo que comes y la cantidad que comes.

No se trata de restringirte o limitarte, simplemente de elegir mejor tus alimentos, dsfrutarlos y dejar de comer cuando estás satisfecho.

1. Trata de comer cuando sientes hambre, no cuando realmente estás hambriento

Cuando estamos realmente hambrientos, es decir tu nivel de hambre es reamente alto, es más probable que no puedas disfrutar tu comida pues tu cerebro y tu cuerpo están buscando saciar una necesidad física básica, por lo que toda tu atención estará puesta en saciar tu hambre. Lo más probable es que comas muy rápido y hasta de más pues estás muy hambriento.

En cambio si aprendes a escuchar tu cuerpo cuando comienzas a tener hambre y comes adecuadamente lo más probable es que comas alimentos más saludables y que los puedas disfrutar.

2. Comienza con pequeñas porciones

No se trata de limitarte, sino de que te enfoques en tu alimento y que aprecies lo que estás comiendo. Cuando lo haces en menor cantidad no estás pensando en acabartelo, sino más bien en disfrutar cada bocado.

3. Cuando comas come

Una de las cosas más básicas para iniciar a comer conscientemente es dedicar toda tu atención al comer. Es decir elimina todas las distracciones como teléfonos, televisiones o computadoras. Si estás acostumbrado a comer con la tele o con el celular para pasar el rato, comienza un hábito en donde no los utilices para distraerte. con el simple hecho de concentrate en las sensaciones en tu boca y de tus alimentos te ayudarán a remover este hábito.

4. Utiliza todos tus sentidos

Desde el momento en que estás preparando tu comida hasta el momento que te sientas a disfrutarla, presta atención a su textura, su olor, sabor y color. De esta forma involucras todos tus sentidos en la experiencia. Te darás cuenta que una vez que te acostumbres a hacerlo tus elecciones de alimentos será mejor y preferirás alimentos de mejor calidad y optarás por no comer comida rápida o comida chatarra pues te atraerá menos.

5. Come lentamente

Date tiempo de disfrutar la comida, aun cuando estés acompañado trata de dedicarle unos minutos a comer conscientemente antes de compartir tu atención con tus acompañantes. Y trata de comer lento, disfruta la experiencia.

Conclusión

Como ves la alimentación consciente es algo que puedes iniciar inmediatamente, no tienes que esperar al próximo lunes para empezar. Y te aseguro que te va a traer muchos beneficios, no sólo en tu peso sino en tu salud y hasta en tu autoestima.

Espero que te haya gustado este artículo.

¿Te gustaría mejorar la relación con la comida y alcanzar el peso ideal? ¿Crees que la alimentación consciente es para ti?

Fuentes

Conscious eating

8 steps to mindful eating – Harvard Health

Otros artículos interesantes:

Descubre la alimentación consciente

Pin It on Pinterest

Share This